La historia de Macross

Hacia finales de la década de los ‘70s, las series de Robots eran un boom en la televisión japonesa y una serie en especifico había revolucionado la industria con una novedad: Hablamos de Mobile Suits Gundam (Kidō Senshi Gandamu) y definió el sub-género “Real Mecha”.

A diferencia de las demás series, como Tetsujin 28-go o Mazinger Z, cuyo sub-genero empezó a ser conocido como “Super Robots”, el sub-genero de “Real Mecha” trataba a los robots como simples armas de combate, no muy diferentes de lo que sería un avión o un tanque, aunque con otras características. Si bien inicialmente Gundam no tuvo el éxito esperado, fue cosechando fanáticos con el paso del tiempo.

Esto inspiraría a otros a profundizar sobre el género de “Real Mecha” solo un año después de Gundam.

Wiz Corporation (Uizu Corporation), un conglomerado de estudios que deseaba realizar una serie humorística sobre el género real mecha, a principios de 1980 le encargo al Studio Nue, un estudio de animación que ya se había establecido como líder en animación y diseño en los años 70 debido a sus anteriores producciones que también se convirtieron en clásicos como Uchuu Senkan Yamato (conocida en Latinoamérica como “Crucero Espacial Yamato”) y Uchuu Kaisoku Captain Harlock (El Capitán Harlock, Pirata Espacial), un proyecto titulado como “Battle City Megaroad”.

Hacia mediados de 1981, Wiz Corporation quiebra, dejando en manos de Studio Nue todo el proyecto; en ese entonces Big West, una empresa publicitaria, decide retomar el proyecto y ayudar a Studio Nue financiando el proyecto que ahora se rebautiza como “Super Dimensional Fortress Macross”.

Shoji Kawamori, un joven diseñador que se encontraba trabajando en Studio Nue, sugiere la incorporación de de su amigo personal Haruiko Mikimoto con quién había fundado el club de fans de Gundam, el “Gunsight One”.

Siendo amigos cercanos, Kawamori conocía de antemano el trabajo de Mikimoto diseñando personajes; uno de sus diseños de personajes era el de una chica de apariencia china que llamo su atención y fue introducida a la serie como una de las protagonistas principales.

Min

Ya con la inclusión de Mikimoto al equipo, el proyecto tomo aires nuevos y así es como el 3 de octubre de 1982, se emitían los primeros 2 episodios de “Super Dimensional Fortress Macross”.

La historia nos relataba el encuentro de los humanos con una raza extraterrestre conocida como los Zentradi, y sus vastas consecuencias.

La serie se convirtió en un éxito rotundo e inmediato, pero esto no hacía más fácil el trabajo. El episodio 11 salió al aire con elementos de animación faltántes (como ser una ventana que debía mostrar lo que ocurría fuera y estaba totalmente en blanco).
Otro de los episodios se perdió en el camino al canal de TV, con lo cual cada miembro del equipo debió salir a buscarlo y recobrarlo… el tener que animar todo el episodio de vuelta estaba fuera de discusión.

Mientras el proyecto inicial, apuntaba a 48 episodios, el presupuesto y lo difícil del trabajo hizo que la serie se recortara a 23 episodios.
Así es como Big West, debió recurrir a otros estudios de animación para cumplir con los plazos estipulados de cada episodio.

Más adelante en la producción, a Big West se le volvió difícil cumplir con el alto presupuesto de la serie, por lo que se vio obligado a buscar la sociedad con Tatsunoko Productions.
Empresa que luego le traería dolores de cabeza.

Así es como con mayor presupuesto los realizadores se dieron el lujo de extender la serie hasta totalizar 36 episodios.

Tatsunoko Productions y el “Robotech-gate”.

Se desconoce el arreglo inicial entre Tatsunoko Productions y Big West/Studio Nue, pero ciertamente esto llevo a pleitos legales que habrían de durar años.

Tatsunoko Productions tenía los derechos de distribución de SDF Macross, fuera de oriente y se encargó de que SDF Macross, llegue a países europeos como Portugal, Italia, Francia, etc.
Cuando se estaba por emitir en piases como España, Inglaterra y otros, Tatsunoko detuvo las emisiones: Había llegado a un acuerdo con una empresa norteamericana, la Harmony Gold, la cual “crea” la serie de Robotech.

Aparentemente en este contrato (del cual Big West/Studio Nue jamás participo o estuvo de acuerdo), Harmony Gold se hacía legalmente con todos los derechos de SDF Macross y sus derivados. Esto causo uno de los pleitos legales más largos de Japón en donde Tatsunoko Productions y Big West/Studio Nue se debatían la propiedad intelectual de la serie.
Dicho pleito tuvo su ultimo veredicto en 2005 en donde Tatsunoko se quedaba con los derechos de distribución y posesión del film original, mientras Big West con los derechos de autor de historia, diseños, y nombres.

Leer la historia de Robotech

¿Qué es Macross?

Super Dimensional Fortress Macross (Chō Jikū Yōsai Makurosu), no es ni más ni mucho menos que una serie de anime (animación japonesa) del genero Space Opera (Opera Espacial).
Al igual que películas como Star Wars, o series como Battlestar Galáctica, la tragedia humana, la música y los escenarios enormes, son algunos de sus elementos.
Puede incluir o no más elementos característicos, pero a fin de cuentas todo cuanto se muestra, está hecho como si de una Ópera de Wagner se tratara.
Nos cuentan mitos sobre grandes personajes que lo dieron todo y gracias a su sacrificio se convirtieron en héroes, leyendas. Algunos de sus personajes, como por ejemplo el Comandante Bruno J. Global, son Hidalgos del espacio.
Claro que SDF Macross aprende de predecesoras como Space Battleship Yamato, o Space Pirate Captain Harlock.
SDF Macross, es la primera de una saga de series películas y OVAs (Original Video Animation), que intenta contar las historias épicas de los seres humanos, madurando como especie y sobreviviendo las diferentes adversidades que se cruzan en el camino.

Comentarios

Abrir la barra de herramientas